Mi Rincón de Benito Juárez

Benito Juárez, político y héroe nacional mexicano. Nació el 21 de marzo de 1806 en San Pablo Guelatao, de la Sierra de Ixtlán, Oaxaca. De orígen indígena, habló solamente zapoteco  durante gran parte de su niñez. Hijo de campesinos muy modestos, Marcelino Juárez y Brígida García, quedó huérfano a la edad de tres años. En la ciudad de Oaxaca vivió con su hermana Josefa, quien servía en la casa de don Antonio Maza. Estuvo protegido por un sacerdote español y cursó estudios de derecho en un seminario que continuó en el Instituto de Ciencias y Artes.

En el año 1847 fue nombrado gobernador del estado de Oaxaca, cargo en el que volvió a ser elegido un año después, para un periodo de cuatro años. En 1854 promulgó el Plan de Ayutla, en el se pedía la creación de una asamblea constituyente en el marco de una Constitución federal. Al hacerse con el poder el general Antonio López de Santa Anna en 1853, fue encarcelado y desterrado a La Habana. Deportado aNueva Orleans (Luisiana, Estados Unidos), volvió en 1855 a su país y participó en la revolución liberal que venció a Santa Anna. Fue secretario de Justicia del nuevo gobierno y dio inicio a las ‘Leyes de Reforma‘ (reformas liberales), que fueron incluidas en la Constitución de 1857. Un año después comenzó a ejercer como presidente provisional tras estallar una rebelión encabezada por elementos conservadores. Poco a poco le fueron comiendo terreno hasta verse en una situación en la que debía huir de la capital, por lo que trasladó la nueva sede de su gobierno a Veracruz donde inició una serie de reformas radicales, como la reducción del poder de la iglesia católica mediante el embargo de propiedades eclesiásticas. Venció en 1860 a las fuerzas conservadoras estableciendo de nuevo su gobierno en Ciudad de México.

En 1861, y de acuerdo con la Constitución, le nombraron presidente. Debido a la mala situación financiera, causada por cinco años de guerra civil, se vio obligado a suspender pagos a los acreedores extranjeros.FranciaEspaña y Gran Bretaña, como medida de protesta, desembarcaron tropas en Veracruz. Negoció con Gran Bretaña y España consiguiendo que sus tropas abandonaran México, aunque los franceses continuaron en el país y se hicieron con Ciudad de México. Maximiliano, archiduque de Austria, impuesto por el emperador Napoleón III de Francia fue coronado emperador de México en 1864. Juárez movió su capital al norte del país y continuó con la resistencia militar. En 1867 venció al gobierno de Maximiliano y fue reelecto presidente de la República; se dedicó a organizar la situación económica del país, redujo el ejército, organizó una reforma educativa, ordenó sofocar los alzamientos militares y enfrentó la división de los liberales. Se mostró respetuoso ante la organización de los obreros y artesanos. A pesar de todo, existían varios sectores en contra de su gobierno, entre ellos, Porfirio Díaz, candidato político que encabezó una rebelión en 1871.

Se cree que fue iniciado en la masonería en el Rito Yorkino en Oaxaca, aunque para otros fue en el Rito Nacional Mexicano llegando al máximo grado, el nueve, que equivale al grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. A su ceremonia de iniciación concurrieron distinguidos masones, como Manuel Crescencio Rejón, autor de la Constitución de Yucatán de 1840; Valentín Gómez Farías, Presidente de México; Pedro Zubieta, comandante General en el Distrito Federal y el Estado de México; diputado Fernando Ortega; diputado Tiburcio Cañas; diputado Francisco Banuet; diputado Agustín Buenrostro; diputado Joaquín Navarro y el diputado Miguel Lerdo de Tejada. Siendo aprendiz masón adoptó el nombre simbólico de Guillermo Tell.

Juárez pasó sus últimos meses intentando acabar con las distintas rebeliones. Falleció repentinamente la noche del 18 de julio de 1872 en el Palacio Nacional, Ciudad de México. Tras su muerte, a causa de un ataque cardíaco, el Congreso lo declaró Benemérito de la Patria y de las Américas.

Obras

Ley sobre libertad de culto
Ley sobre Nacionalización de Bienes Eclesiásticos
Anuncio del programa del gobierno liberal
Ley de Matrimonio Civil
Secularización de los Hospitales y Establecimientos de Beneficencia
Cesa intervención del Clero en los cementerios y camposantos
Extinción de las Comunidades de Religiosas en México
Reglamento para el cumplimiento de la Ley de Nacionalización

_________________________________________________________________

Algunas Frases célebres de Benito Juárez

“El patriotismo no debe medir el tamaño de los sacrificios, sino afrontarlos con resignación y porque, ante la salud de la República, el hombre no debe pensar en sí mismo, ni tener en cuenta sus conveniencias”

“El principio de no intervención es una de las primeras obligaciones de los gobiernos, es el respeto debido a la libertad de los pueblos y a los derechos de las naciones”.

“Como hijo del pueblo nunca podría olvidar que mi único fin debe ser siempre su mayor prosperidad”.

“Libre, y para mi sagrado, es el derecho de pensar… La educación es fundamental para la felicidad social; es el principio en el que descansan la libertad y el engrandecimiento de los pueblos”.

“La emisión de las ideas por la prensa debe ser tan libre, como es libre en el hombre la facultad de pensar”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s