Anuncia #AMLO que el 14 de marzo se reúne con el comisionado de la #ONU para presentar un escrito por violación de derechos humanos, en NY y el 15 de marzo presenta una denuncia ante la #CIDH

Discurso de Andrés Manuel López Obrador, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA en Chicago, 20 de febrero de 2017

Amigas y amigos:

Hace unos días, en Los Ángeles, sostuve que la campaña de Donald Trump contra los mexicanos y migrantes de todo el mundo tenía un propósito más político que económico o comercial, es un asunto fundamentalmente político.

Argumenté que como ganó la presidencia con el discurso del odio y la discriminación, piensa sostener la misma propaganda para mantenerse en el gobierno y lograr la reelección en 2020. Ese es el meollo del asunto, eso es lo fundamental en esa estrategia política.

Pero en pocos días, en apenas un mes, hoy se cumple un mes en que tomó posesión,  ha quedado suficientemente demostrado que la estrategia neofascista de culpar a los extranjeros de las desgracias de los estadunidenses, es un rotundo fracaso.

Primero, porque el empeño de estigmatizar a los mexicanos en una forma semejante a como Hitler estigmatizó a los judíos es legal, moral y políticamente inadmisible; y segundo, porque es mentira el que los trabajadores y las clases medias de Estados Unidos, los anglosajones,  no cuenten con empleos, buenos salarios y bienestar por culpa de los migrantes y de las inequitativas relaciones comerciales con México, es absolutamente falso.

En esta región de Estados Unidos, durante la pasada contienda electoral, Donald Trump y sus asesores espantaron con el supuesto de que la industria automotriz se estaba trasladando a México, que se fugaban empleos y beneficios para trabajadores y empresarios de Estados Unidos.

Inclusive una vez en la presidencia, Trump llegó a decir que impondría un impuesto del 30 por ciento a las exportaciones automotrices procedentes de México.

Todo esto es mera demagogia: si se llega a aplicar una política proteccionista semejante, los afectados serían los propios estadunidenses, los consumidores en primer lugar de este país, pero también los empresarios, algunos de los cuales incluso financiaron la campaña de Trump y ahora actúan como sus colaboradores.

Empecemos por aclarar que la industria automotriz de Estados Unidos y México está plenamente integrada: es cierto que el 70 por ciento de los vehículos ensamblados en México se exportan al  mercado estadunidense, pero el 40 por ciento de los componentes de esos vehículos se fabrican aquí en Estados Unidos.

Asimismo, la parte de los procesos productivos que se lleva a cabo en nuestro país, en México, es menos costosa que en Estados Unidos. De modo que el éxito de la industria automotriz de este país depende, en buena medida, de su grado de complementación o integración con  nuestro país.

En otras palabras, sin las partes o los vehículos hechos en México, para la industria estadunidense no se hicieran  los vehículos  y la partes en México sería muy difícil para la industria de Estados Unidos competir con los productos de Europa o de Asia.

Quizá el ejemplo más ilustrativo se encuentre en el sector de autopartes, en el cual México ocupa el sexto lugar como fabricante mundial. Las exportaciones mexicanas de autopartes cubren el 28 por ciento del mercado estadunidense; es decir, México es uno de los principales proveedores de asientos, bolsas de aire, motores, engranes, ruedas de fricción y otras piezas para la industria automotriz estadunidense.

Y todos estos componentes se incorporan de manera directa a la línea de producción de vehículos, aquí, en Estados Unidos. Gracias a ello, el costo final de los automóviles ensamblados aquí, se reduce hasta en 5 mil dólares por unidad.

Reitero, pues, que sin los procesos productivos que se efectúan en México no se llevarán a cabo,  la industria automotriz estadunidense no sería competitiva. Ahora bien: los componentes más importantes en éste, lo mero principal y en otros casos son la juventud, la destreza, la creatividad y la vocación de trabajo de los mexicanos.

La participación de los trabajadores en los procesos productivos no es menos importante que la de las empresas, es muy importante el papel de las empresas, pero es fundamental la participación de los trabajadores.

A eso hay que agregar que la mano de obra de los mexicanos no sólo es de primera calidad, nosotros debemos estar muy conscientes que el pueblo de México es de los pueblos más trabajadores del mundo, eso se tiene que tomar en cuenta, desafortunadamente, esa mano de obra calificada de los mexicanos de aquí y de allá, nuestro país, es muy mal pagada sobre todo en México es la mano de obra más mal pagada, es la menos reconocida en toda América del Norte.

En el sector de automotores, un obrero en México gana 3.5 dólares por hora, mientras aquí pagan aun obrero calificado en una ensambladora  34 dólares por hora; es decir, diez veces más.

Por eso, una nueva legislación que aumente los impuestos o ponga barreras a los automóviles y autopartes procedentes de México, perjudicaría hay que reconocer a los trabajadores de nuestro país, pero como a consumidores de Estados Unidos.

Es más, una medida pesimista de ese tipo, así como se anuncia de manera demagógica,  afectaría a los propios empresarios de Estados Unidos, empezando por Wilbur Ross, secretario de Comercio del gobierno de Donald Trump.

Según una investigación reciente del periódico “El Universal”, este funcionario, el secretario de Comercio del gobierno de Donald Trump es fundador y accionista principal de ocho fábricas de autopartes en México que abastecen de equipos a las principales compañías automotrices de este país, de Estados Unidos.

Las plantas de Wilbur Ross en México, que dicho sea de paso, reciben incentivos fiscales del gobierno de nuestro país, exportan a Estados Unidos: asientos, puertas, bolsas de aire, paneles, consolas, pisos, sistemas eléctricos y acústicos, entre otros componentes para la fabricación, aquí, en Estados Unidos, de automóviles: Ford, General Motors, Chrysler y de otras marcas.

En fin, en esta materia, para que lo tengamos claro,  no habrá ningún cambio importante en la política comercial de Estados Unidos con México. Además, en el caso de que en nuestro país se viera perjudicado por medidas proteccionistas, tendría la posibilidad jurídica de acudir a la Organización Mundial de Comercio.

Sin embargo, hay un asunto que nos importan mucho, más allá de la amenaza retórica de la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, lo que sí debe de importarnos es informar a la población de Estados Unidos, a los anglosajes, a los trabajadores de Estados Unidos,  a los integrantes de las clases medias, acerca de que está siendo manipulados en contra de los migrantes, particularmente en contra de los migrantes mexicanos.

Es indispensable hacerle frente en todas partes de la unión americana a la campaña de odio a los extranjeros desatada por Trump y sus asesores. Debe desenmascararse a los promotores de sembrar la insidia y la fobia contra los extranjeros.  Es indispensable comunicarnos con los trabajadores y las clases medias de Estados Unidos, no se hizo esto en la precampaña pasada, no se atendió este problema, no se supo enfrentar la estrategia en contra de los migrantes.

Pero todavía es tiempo de explicarles a los integrantes de las clases medias de los Estados Unidos, a los anglosajones,  que sus problemas se deben, si se analiza bien,  a los migrantes, a los migrantes mexicanos que estudian y trabajan, el problema de las clases medias en Estados Unidos, el problema de las clases trabajadores en Estados Unidos tienen que ver en lo fundamental por la  mala distribución del ingreso que existe en Estados Unidos y que ahora, para empeorar las cosas, el poder político está en manos de empresarios que se pronuncian y se caracterizan por pagar la menor cantidad de impuestos posibles, ese es el fondo del asunto.

Por eso nuestra actuación debe orientarse a hacer conciencia entre los sectores que todavía no se recuperan de la recesión económica de 2008, ahí está parte del problema y que, por su situación precaria, estos sectores de Estados Unidos afectados y por su  desesperanzada, han sido fácilmente intoxicados por la campaña de odio contra los migrantes y contra México.

Es indispensable, recurrir a los buenos sentimientos de los habitantes de esta gran nación para hacerles ver que ni Estados Unidos ni América son primero, como se proclama en esa consigna nacionalista, extrema, Estados Unidos primero, América primero, no, lo primero es construir, aquí en la tierra, el reino de la justicia y de la fraternidad universal, eso es lo primero: la justicia, la fraternidad, para vivir sin muros, sin fronteras, ni pobreza, miedos, temores, sin discriminación y sin racismo en todo el mundo, eso es lo fundamental.

Ante las órdenes de Donald Trump de perseguir a los migrantes debemos de unirnos todos para presentar en foros internacionales denuncias por violación de derechos humanos, recordando, en todo momento, que el gobierno de Estados Unidos se comprometió en la ONU, en los años 40,  a respetar y cumplir la Declaración Universal de Derechos Humanos, que en su primer Artículo dice, leo textualmente:  “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”

Aquí en Chicago, como lo hicimos en Los Ángeles, expresamos toda la solidaridad a nuestros paisanos, nuestra solidaridad a ustedes, han venido a Estados Unidos a ganarse la vida honradamente y a contribuir al desarrollo económico y al engrandecimiento cultural de este país. El mismo apoyo, la misma solidaridad manifestamos a todos los migrantes del mundo.

No debemos olvidar la significación histórica de esta ciudad en las luchas de los trabajadores de Estados Unidos y de todo el mundo.

Recordemos  hace 130 años ocho obreros, migrantes en su mayoría, fueron injustamente procesados por exigir pacíficamente el derecho a la jornada de ocho horas, y a cinco de ellos se les sentenció a la pena capital.

Todos los historiadores contemporáneos coinciden en que eran inocentes de los delitos que les fueron imputados; que los juicios fueron una farsa; que las ejecuciones fueron un escarmiento dirigido a desalentar a quienes luchan por sus derechos legítimos, y que se creó en contra de ellos un clima social de linchamiento no muy distinto  desgraciadamente al que ahora intentan producir los actuales gobernantes en contra de los migrantes en este país.

Sobre los mártires de Chicago, ese gran escritor y poeta de América, José Martí escribió unas palabras que bien pueden aplicarse a la mayoría de quienes se ganan el pan fuera de sus países de origen. José Martí dijo entonces: “Estos no son felones abominables, sedientos de desorden, sangre y violencia, sino hombres que quisieron la paz, y corazones llenos de ternura, amados por cuantos los conocieron y vieron de cerca el poder y la gloria de sus vidas”.

Con este sentimiento defendemos a los migrantes de ahora, ciudadanos del mundo, ustedes, trabajadores honestos, buenos, ejemplares.

Paisanas, paisanos, de manera concreta les informo lo siguiente:

1.    Estamos luchando en México contra la corrupción que es el principal problema de nuestro país y estamos seguros de que más temprano que tarde acabaremos con ese cáncer y se logrará el renacimiento de México.

2.    Tenemos el compromiso de asegurar, de brindar en México, pronto, muy pronto, trabajo y bienestar, para que nadie se vea obligado a emigrar de su tierra por causa de hambre, pobreza y de inseguridad.

3.    El Embajador Héctor Vasconcelos, que es dirigente de MORENA, encargado de la Atención de Migrante y de la Política Exterior, el senador de Morelos,  Rabindranath Salazar que está aquí con nosotros, senador de la República, y el diputado federal de Michoacán, Fidel Calderón, serán responsables de coordinar los trabajos crear comités cívicos aquí en Chicago y en todos los Estados de esta región de Estados Unidos y de llevar a cabo el plan que tiene como propósito fundamental información, orientar a paisanos y también hacer conciencia a los estadunidenses.

4.    Estos compañeros comisionados se encargarán de aglutinar, de conseguir a buenos abogados para defender a migrantes de México y del mundo, ese es el compromiso.

5.    Se buscará la unidad con otras organizaciones sociales, cívicas y de migrantes para actuar juntos, aquí no es solo asunto de MORENA, no es asunto partidista, es asunto de todas y de todos, tenemos que unirnos por esta causa justa, noble, actuar juntos en la defensa de derechos humanos y en contra de la discriminación racial.

6.    Le doy a conocer que el día 14 de marzo, como lo mencioné en Las Ángeles, vamos a tener una entrevista con el comisionado de la ONU para presentar un escritor por violación de derechos humanos, vamos a estar en Nueva York, el día 14 de marzo.

Y el día 15 vamos en Washington, para presentar, formalmente, una denuncia suscrita por mexicanos, abogados e integrantes de todos los sectores, de todas las clases, religiosos, libres pensadores, mexicanos y también estadounidenses que van a firmar esta denuncia que presentaremos el 15 de marzo en Washington en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

7.    Vamos a transmitir información no solo en nuestro bello idioma, no solo en español, también en inglés, vamos a utilizar todos los medios de comunicación para informar, los medios de comunicación convencionales y las redes sociales, vamos a tener una campaña de información en Chicago y todos los estados de la Unión Americana. Ya les digo que en una semana, o diez días, voy al Paso Texas, voy después a Phoenix, vamos a estar en Laredo, vamos a estar en San Francisco, ya le dije en Nueva York, en Washington, vamos a estar visitando todos los estados de la Unión Americana, y sí voy a estar en Minnesota, hago el compromiso.

8.    Ya tienen en sus manos, ya esto se decidió hace una semana en Los Ángeles, ya circula una edición especial, miren los que son las cosas, aquí, en Estados Unidos, se imprimió durante mucho tiempo el periódico Regeneración de los  hermanos Flores Magón para combatir la dictadura Porfirista, ahora se está haciendo Regeneración en inglés para defender los migrantes, ese periódico Regeneración se entregará a la salida de templos, en los sindicatos, en los estadios, en los supermercados, en las plazas públicas y en centros comerciales. Vamos a orientar, informar, a concientizar con el periódico Regeneración

Amigas y amigos, paisanas, paisanos:

En nombre de muchos mexicanos, libres y conscientes, venimos a decirles con toda sinceridad que no están solos. En estos momentos aciagos sepan, todas y todos, que nada ni nadie podrá impedir que triunfe la causa de la justicia y de la fraternidad universal.

Donald Trump presidente de Estados Unidos no podrá con la bondad y la solidaridad  del mismo pueblo de Estados Unidos. No podrá impedir el derecho a la esperanza. No podrá triunfar frente a ese mandato que es la justicia y sobre frente al espíritu humanitario. No podrá Trump con la fuerza de la razón, va a vencer la fuerza de la razón y la fuerza de la opinión pública.

¡Vivan los mártires de Chicago! ¡Vivan los migrantes! ¡Viva el pueblo de México! ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s